Diez tips para sanar mi autoestima


Muchos puede considerar que la autoestima es algo que se puede ver en un sentido egoista, pero cuando hablamos de egoismo se trata de que pienses en ti mismo., que tu mundo gire al rededor de ti de tal manera de que Dios ( o tambien el otro) no existe.

El Señor Jesus dijo una frase que es muy significativo para cada uno de nosotros y quizas algo que revoluciona las ideologias del mundo. Al resumir los Diez Mandamientos en solo dos:  
Ama al Señor tu Dios con todo tu corazón, con toda tu alma, con toda tu mente y con todas tus fuerzas. El segundo es: "Ama a tu prójimo como a ti mismo." No hay otro mandamiento más importante que éstos. (Marcos 12: 30,31 Version N.V.I.)
Notese que lo primero que tiene que ser en nuestra vida es Dios. Y el segundo mandamiento dice que debemos amar a nuestro projimo como a nosotros mismos. La pregunta es ¿como te amas a ti mismo? ¿como amas tu cuerpo, tu vida, tus relaciones todo de ti para amar a otros?. Una baja auto estima hace que no nos tengamos confianza, y si no confiamos en nosotros mismos, como vamos a confiar en alguien mas?
Es interesante que lo que dijo Jesus se referia primero a nuestra relacion con Dios y con los demas. ¿Como estan tus relaciones con los demas?. Ya sea en la familia, en el trabajo, tu esposo/a , o tu novio/a siempre va insidir la manera que piensas de ti mismo con los demas.

Si de alguna manera tienes un pensamiento muy negativo de ti, que muchas veces te repites a ti mismo maldiciendote, hoy quiero presentarte diez tips que nos trae el Lienciado Bernardo Stamateas para sanar esta autoestima, toma atencion a cada uno de ellos. Quizas no sea el unico metodo, pero son algunos principios que te ayudaran a  no maldecirte. La palabra maldicion no es una palabra que tiene significacion religiosa, tanto como BENDECIR significa DECIR BIEN, MALDICION = DECIR MAL.

Lo que creas de ti mismo , eso que repites constantemente, tiene vida propia y tiende a convertirse en realidad. Nunca podremos hacer feliz a otra persona sino somos felices con nosotros mismos. Te quieres...te cuidas?...te respetas?. Hoy puedes empezar...!!!.

10 TIPS PARA SANAR MI AUTOESTIMA (*)
No es fácil. Cuando una persona se cree menos por el simple hecho de tener la autoestima por el piso, es una tarea titánica, pero no imposible, recuperarse y quererse. No se trata de egoismo, sino de darle a todo su medida justa.

Para aquellos que crean tener baja la autoestima, el propio Stamateas propuso a  diez tips para levantarla.

1. Nuestra estima debe estar basada en quienes somos (ser) y no en nuestros logros (hacer).

Cuando mencionamos el término "estima" una lluvia de conceptos y significados vienen a nuestra mente. Pensamos que estima es tener una buena posición económica, un máster, un título universitario, un apellido; sin embargo todos estos son mitos que hoy necesitamos erradicar de nuestra mente para poder asentar nuestra estima sobre un cimiento sólido.

2. Saber que todas las situaciones nos preparan para consolidar y afirmar nuestra estima.
Nuestra estima se va gestando a través de lo que recibimos de los otros, de sus palabras y de lo que nosotros creemos de nosotros mismos. Sin embargo, pasar por dificultades, por circunstancias dolorosas no implica no tener estima, todo lo contrario. No se trata de tener o no tener estima sino de hacer crecer la estima y los pensamientos de autovaloración. Cada logro, cada éxito, cada fracaso que logramos revertir asienta nuestra estima y la hace cada vez más fuerte.

3. La estima se construye con palabras de validación.
Nuestra estima se va formando desde el momento en que nacemos y ella dependerá en sus comienzos de las palabras, de los abrazos, de la contención y del afecto que hayamos recibido de nuestros padres o de los seres más allegados.

4. Desterrar las creencias erróneas de nuestros pensamientos.

La primera creencia errónea: No soy bueno, es decir, soy un inútil, soy un fracaso, no sirvo para nada, no me lo merezco; en resumen es, no soy bueno. La segunda creencia errónea: Mi vida diaria no es buena. No me interesa nada, no me motiva nada, para mí es todo lo mismo, no me motiva mi presente, no hay nada que me atrae. La tercera creencia errónea: Mi futuro es incierto. Mi futuro va a ser peligroso, mi futuro va a ser malo, mi futuro va a ser negativo. Entonces no soy bueno, mi vida diaria no es buena o nada me atrae, nada me motiva o no hay nada interesante en mi presente y mi mañana va a ser peligroso, incierto, sin esperanza, etcétera.

5. Tener una mente orientada al aprendizaje.
Tener claro que “todavía me falta seguir aprendiendo”. Esto es lo que sabe una estima sólida, que no es perfecta, que está en construcción, que va camino a mejorar cada día, que no sabe todo pero que cada día que pasa sigue aprendiendo. Entonces, lo primero, lo más importante por cada situación que pasamos, es ser capaz de preguntarnos:

¿Qué puedo aprender de esta situación, qué puedo aprender para seguir creciendo? ¿Qué tengo que aprender que todavía no sé? ¡Quiero seguir creciendo, quiero seguir avanzando!

6. Una estima sana la posee quien descubre sus fortalezas.
El pez sabe nadar, pero no sabe trepar; el mono sabe trepar pero sabe nadar y el pato sabe nadar y volar, pero ninguna le sale bien, aunque por lo menos sabe hacer dos; pero nadie sabe todo, la gente te va a pedir que camines sobre el agua, que seas perfecto, pero nunca te sientas menos, estás creciendo. Nada ni nadie puede determinar tu futuro, sólo lo harán aquellas actitudes verdaderas o falsas que incorpores en tu mente.

Lo correcto sería así… "Corre con paciencia la carrera que tienes por delante". Sigue moviéndote hasta ser el número uno en tu especialidad, nadie hace todo bien o todo mal. Hay algo que sólo tú lo haces como nadie. Descúbrete a ti mismo. Sólo hay que seguir caminando con fe, sólo hay que seguir moviéndose y nunca volver atrás. Si te lastimaron, te vuelves a levantar, busca ayuda, reconstruye tu vida y sigue adelante. El lamento no es una herramienta para los ganadores.

7. Basar nuestra estima en lo que somos.
El tener cosas nos da una sensación de ilusoria de seguridad, pero la estima no tiene que ver con tener, sino con ser. Muchas personas obtienen lo material, es decir les va muy bien en todo lo referente al ámbito económico, pero en su vida emocional no han logrado formar una familia, una pareja.

Puedes tener dinero, títulos colgados en tu oficina, pero no tener una estima sana. Todos los seres humanos estamos formados por un alma, una mente y un cuerpo y para que nuestra estima esté sana necesitamos tener un equilibrio en las todas las áreas en las que nos movemos. Puedes tener dinero y nadie que te quiera y esa ausencia de afecto inexorablemente lastima nuestro ser.

8. Tendrás una estima fuerte si ella no depende del puntaje de los otros.
Muchas personas consideran que porque tienen a su alrededor gente que los reconoce, que los admira, son dueños de una estima positiva. Pueden estar a tu lado, sin embargo, estas personas, quizá, no son las más adecuadas.

Tu estima no depende del puntaje de los otros, sino de que cada vez que te encuentres con un techo sobre tu vida, seas capaz de romperlo. Cada vez que quieras lograr algo y esa puerta se cierra, es el momento de romper tu propio límite, no de discutir y pelear con los demás. ¿Qué significa romper el techo? Que cada vez que quieras lograr algo, no debes enojarte, entristecerte, pelear con los demás, sino ir y romper tu techo, tu límite. Detrás de ese techo está ese sueño, ese objetivo, ese sueño que estás buscando. No desperdicies ni un minuto de tu vida en la gente que no sabe validarte ni reconocerte, usa ese minuto de tu vida para superarte a ti mismo. Y cuando lo hagas, tu estima se habrá afirmado mucho más y estarás listo y preparado para nuevos desafíos.

9. Sé el primero en creer en vos.
Concentra tu fe en ti mismo y no en el pensamiento y en la opinión de los demás. Y una vez que lo hayas hecho, aquellos mismos que te criticaron vendrán a buscarte para asociarse contigo y con tu proyecto. Invierte en ti, en crecer, en hacer un curso de negociación, en cómo relacionarte con los demás, en cómo hablar delante de la gente, cómo mejorar tu don predominante, cómo ser mejor vendedor, cómo mejorar tu profesión. Buscale la vuelta y no te rindas; en lugar de concentrarte si estás enojado con la gente que no te dejó entrar, da la vuelta, sube al techo, rómpelo, porque cuando lo hagas todo aquello que estabas persiguiendo lo verás concretado. Determina sobre tu vida todo lo que estás esperando que te pase.

10. Te mereces lo mejor.
Una estima sana acepta que a lo largo de toda la vida tendremos cualidades y defectos. Toda nuestra vida vamos a tener cosas buenas y cosas malas. Cuando una persona no muestra sus cosas malas es porque está en conflicto. Y cuando una persona no muestra sus cosas buenas también está en conflicto; cuando cada uno de nosotros podamos aceptar estos sucesos estaremos en paz.

Con errores y con defectos tu estima debe estar sana. El tema es que sigamos creciendo. Éste es el punto, reconocerlos, pero a pesar de ellos darnos el valor que nos merecemos.

¿Cómo estás invirtiendo tu tiempo para crecer cada día? ¿Qué es lo que estás haciendo? Lo importante es estar siempre en proceso de crecimiento y en elegir los mentores adecuados para cada momento de tu vida.
DIOS CREE EN TI!!!

(*) Para mas informacion entrar a: http://www.presenciadedios.com

1 comentario:

  1. ¡DEMASIADO BUENO! ESTOY APRENDIENDO Y POR ENDE CRECIENDO!!!! ¡GRACIAS!

    ResponderEliminar

IMPORTANTE: Zona Extrema se reserva el derecho de publicación de sus opiniones. Evita utilizar palabras sucias, ataques directos, descalificativos, insultos, de lo contrario tu opinion no será publicada.